• Mediante un informe la Federación Nacional de Comerciantes alerta sobre los riesgos que se observan en la institucionalidad, la economía y en materia social, que afectan el correcto funcionamiento del sector empresarial colombiano

Ante más de 500 comerciantes del país que asisten al Congreso Nexos 2017, Fenalco hizo pública una investigación sobre las  amenazas que enfrenta el sector privado colombiano. De Acuerdo con Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, son 20 temas estructurales que deberían incluirse en la agenda nacional, si  se espera que la economía recupere el dinamismo que ha perdido en los últimos años.

Según la investigación denominada “Defensa de la Empresa Privada: Riesgos y amenazas para el libre mercado”, factores como las coaliciones presidenciales; relación entre el Ejecutivo y el Congreso;  la elección de magistrados de las altas Cortes y de las cabezas de los órganos de control influenciadas por coyunturas políticas y la marcada inestabilidad constitucional, no solamente desestimula la representación democrática, sino que afecta el desarrollo de negocios en el país.

También, temas como la implementación del Acuerdo Final con las Farc, el Fast Track, la Comisión de Seguimiento Verificación e Impulso al proceso de paz (CSIVI) )y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), son evaluados en el informe, que asegura que con estos mecanismos surge una nueva institucionalidad, una especie de Estado paralelo.

Particularmente sobre este punto, el informe advierte que el empresariado convive en un entorno de hiperregulación, que el clima de negocios afronta un alto grado de inseguridad jurídica y que con la implementación del Acuerdo Final se aumenta la carga normativa para el  empresariado.

Adicionalmente la investigación alerta sobre la imagen menoscabada de las instituciones, que genera que los ciudadanos pierdan la confianza en el direccionamiento gubernamental y en cada uno de los escenarios donde se desenvuelven.

Campanazo sobre política económica

Así mismo,  el informe entrega un balance del modelo económico colombiano y señala que la dependencia del sector minero-energético afecta el crecimiento económico. Así lo evidenció el boom que se vivió entre el 2004 y el 2014 y cuyo fin mostró el carácter monoexportador del país.

En la misma línea, según la investigación,  las políticas públicas mantienen los principales problemas de incentivos y barreras a los empresarios. La confianza empresarial se encuentra deteriorada, a pesar de la estabilización de las calificaciones de riesgo y los indicadores internacionales. De hecho, el índice de Confianza al Consumidor presenta una tendencia negativa desde hace 3 años.

La investigación también indica que uno de los problemas más graves que enfrenta el sector empresarial son las  altas cargas tributarias, de hecho es una de las principales razones por las cuales las sociedades y empresas cierran en el país. En Colombia se realiza una reforma tributaria cada dos años, lo cual produce inestabilidad normativa y una sensación de desconfianza para los empresarios.

Otro tema en el que Fenalco ha venido haciendo un llamado de atención y que el informe ratifica, es que el  Gasto Público no tiene una hoja de ruta clara y se mantiene en  números rojos. El déficit fiscal de 2010 a 2016 aumentó un 66,16%, incluyendo un incremento súbito de 2014 a 2015 de $5.90 billones. Este comportamiento genera sobrecargas fiscales sobre personas naturales y jurídicas.

Las luchas sociales no permiten una planeación fiscal eficiente

El estudio hace referencia a  las luchas sociales como factor determinante a la hora de realizar inversión en sectores específicos de la sociedad, dejando a un lado las políticas públicas de impacto general.

De igual manera, la investigación permite ver cómo la mala aplicación de las consultas previas y las consultas populares mineras frenan el desarrollo del país. Sólo para mencionar un ejemplo, realizar una consulta previa le cuesta a los privados entre 2.000 y 10.000 millones de pesos.

“Esperamos con este documento contribuir al debate de las ideas. En medio de una agenda coyuntural tan movida como la nuestra, muchas veces pasamos por alto las discusiones a profundidad. Como lo hemos expresado el día a día se nos queda en la punta del iceberg: los escándalos de corrupción, las regulaciones que se expiden a diario, las indignaciones por el alza de impuestos y la ineficiencia del gasto público entre otras. Aquí lo que pretendemos es mirar debajo del iceberg y abrir el debate sobre los temas estructurales”, concluyó Guillermo Botero.

Algunos de estos temas serán abordados en el debate de precandidatos presidenciales que se llevará a cabo hoy durante el Congreso de los Comerciantes,  Nexos 2017. La idea es conocer  la visión de los aspirantes a la presidencia sobre estos y otros temas de interés nacional.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *