El orgullo del Cincuentenario

Para los quindianos constituye un verdadero orgullo que su departamento llegue a sus primeros 50 años de creación.  Lo que vivimos hoy, una ciudad agradable y bonita, con una valiosa infraestructura en servicios públicos, una pequeña urbe que se proyecta desde el turismo, desde espacios como el comercio y los nuevos negocios, es el resultado de una lucha infranqueable de una dirigencia cívica que creyó que podríamos subsistir desde la autonomía que nos daba el territorio.

Hoy lo comprobamos pero no logramos interpretar los esfuerzos de hombres y mujeres que con sus ideas nos dieron un futuro, una ciudad y una identidad. Pese a las dificultades, el Quindío es un departamento hermoso que roba las miradas de foráneos, nacionales y extranjeros en busca de nuevos estilos de vida.

Para quienes habitaron estas tierras durante la primera mitad del siglo pasado, el Quindío fue Quindío muchos años antes de su separación de Caldas en 1966 y esa convicción hizo que hoy podamos vivir la fiesta de sus primeros cinco lustros de gestión administrativa.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *